NEBULIZACIONES

La nebulización, es sin dudas una de las terapéuticas más difundidas para afecciones respiratorias. Así como es indicada por el facultativo como medio de ingreso de medicaciones específicas (broncodilatadores, antibióticoterapia, etc), en cuyo caso es indispensable el estricto cumplimiento de dosificación y periodicidad indicada por el médico, dado la posibilidad de contraindicaciones por inadecuada dosis (ej: en broncodilatadores), es necesario asimismo tener en cuenta, aún sin una prescripción con medicamentos, que la nebulización con solución fisiológica es muy usada ante sintomatologías menores, sean resfríos, catarros leves, etc. En ambos casos, se hace aquí necesaria una importante consideración con respecto al avance logrado con los modernos equipo nebulizadores.
No hace muchos años atrás, la neblina lograda con los equipos a motor y las ampollas nebulizadoras (originariamente de vidrio, con su máscara de goma) contenía partículas micronizadas de solución de 5 a 10 micrones de tamaño. Estas se depositaban mayormente en fosas nasales, y a lo sumo en las vías aéreas superiores. Los modernos equipos, tanto los de pistón con ampollas micronizadoras de mucha mayor eficiencia, como sobretodo los ultrasónicos, generan hoy partículas de solución con tamaños de hasta 0,5 micrones, (10 veces menores). Esta neblina tan fina, de diferencia apreciable aún a simple vista, permite llegar hoy hasta las partes más profundas del aparato respiratorio: el alvéolo pulmonar.
Esto es un importante avance, ya que se accede con el tratamiento al posible foco de la mayoría de las afecciones respiratorias, lo que implica que la solución fisiológica utilizada deba cumplir con mayor rigor exigencias de calidad, sobretodo microbiológicas. Así lo entendió el Ministerio de Salud Pública de la Nación, que a través de la ANMAT, ya en el año 2003, estableciera claramente con la Disp. Nº 2476/03, que la solución fisiológica para la terapéutica de nebulizaciones debe ser elaborada y dispensada en monodosis, e indefectiblemente indicar en el envase "PARA NEBULIZAR".
De igual modo la Farmacopea Argentina VII Ed. establece estas mismas exigencias para las soluciones fisiológicas a usarse en nebulizaciones.
- Monodosis herméticas de un solo uso, dado que en la operatoria, por parte del paciente, de sucesivas aperturas y cierres, involuntarios contactos con las mascarillas con mucosidades y otras contingencias, es altamente probable que ingrese contaminación indeseada al frasco, con remanente que ha de guardarse para futuras nebulizaciones, y esta contaminación prolifere dentro del mismo, dada la favorable isotonicidad de la solución para su desarrollo.
- La indicación "PARA NEBULIZAR" asegura el cumplimiento de las exigencias de calidad tanto físicas (como por ej. la ausencia de cualquier agente conservante, contraindicado en esta terapéutica), como microbiológicas (ausencia de contaminación original o adquirida durante su uso).


   LABORATORIOS VALMAX S.A. Sub oficial Perdomo 1619, Ituzaingó, Prov. de Buenos Aires • Argentina • Teléfono: 54 11 4621-1960 • info@valmax.com.ar